Featured Post

Comunicándose con su Mercado

Vivimos corriendo y muchas veces no somos conscientes el gran cambio que se ha presentado en pocas décadas. La verdad es que todos somos testigos de un cambio vertiginoso en nuestra forma de vivir y por tanto de consumir. Los inmensos avances en tecnología han modificado como nunca en la historia las ofertas de bienes y servicios y con ello, también se ha visto alterado la conducta del consumidor. Conociendo esto, el desarrollar la capacidad para adaptarse a los cambios en forma constante es la ventaja competitiva más importante de toda la organización. Hoy el consumidor tiene características únicas y si una organización pretende mantenerse en el mercado, debe considerarlas a fin de poder atraer su atención y ser elegidos a la hora de sus compras. La publicidad es un puente entre el producto y el consumidor, entre la empresa y el mercado, pero, hoy vivimos una guerra donde las empresas, en su lucha por captar la atención del cliente llevan a cabo innumerables campañas de comunicación con el fin de posicionarse en el mercado. Esta lucha no se da en las calles o revistas, etc., sino en la mente del consumidor potencial. Los estudios señalan que los habitantes de una ciudad con una población entre 100,000 y 500,000 reciben no menos de 1,500 a 3,000 impactos publicitarios al día (en la ciudad de Nueva York este número se eleva a 5,000). Lo sorprendente es que a medida que disminuye la eficacia de los anuncios tradicionales…su uso aumenta. Lo cierto es que estamos ante una sociedad sobre comunicada, a tal punto que, hablar de impacto de la publicidad resulta una exageración si se considera que esta terrible sobrecarga en medios tradicionales no consigue que las personas puedan retener ni un 1% de los mismos. Esto sucede porque la mente hace uso de un mecanismo de defensa que limita el volumen (sobrecarga) de las comunicaciones filtrando y rechazando una gran mayoría de los mensajes que le llegan. Esto nos lleva a ver que: • El público selecciona la publicidad, por ende, escatimar recursos en la creatividad se vuelve en un esfuerzo sin resultado positivo alguno. • Uno de los mayores filtros que la mente utiliza para aceptar o no un mensaje se centra en los conocimientos y experiencias vividas con anterioridad. • Para que una persona se vea interesada, la publicidad debe ser dirigida a él y pensada para él. Debe delinearse la misma en relación a la manera que tiene el público objeto de percibir el mundo y no sobre las pautas y criterios suyos o en sobre la realidad misma del producto/servicio publicitario. • Las personas aceptan mensajes acerca de temas que le son desconocidos pero tiende a rechazar todo aquel que le señala que se encuentra errada. • Diferénciese. Si su mensaje no se diferencia del resto resultará imposible que lo recuerden. Ser, dentro de su categoría, único como marca es lo que cuenta para que sea visto por su público objeto y pueda posicionarse como alternativa de satisfacción de su necesidad. • La fidelidad es una fantasía. Habiendo tantas alternativas de satisfacción, la fidelidad del consumidor es cada día más difícil de lograr. • El cliente busca en la publicidad información y cuanto más difícil y riesgosa es su compra en cuanto al costo económico o la importancia de la necesidad a satisfacer, más información busca. • La publicidad que impacta en la mente del cliente genera una mayor tasa en la propensión al consumo para con el producto servicio publicitario. • Segmente lo más claramente posible. Si usted les habla a todos no le habla a nadie. Los seres humanos luchan todos los días para ser reconocidos en particular; cuando no son tratados como uno más del montón se sienten mal y difícilmente respondan a los estímulos que puedan emplearse. Cada persona es única y así gustan de sentirse, hable a su segmento con las particulares características que este ostenta si desea obtener la atención de este. • Considere a las “tribus”. En el origen de la sociedad humana los hombres se aglutinaban en una tribu, hoy es igual, así podemos ver como las “tribus sociales” se han instalado en nuestra sociedad definiendo una cultura de relación en particular y hábitos de consumos firmemente delineados. En la medida que logre un mayor vínculo con las emociones que unen a los individuos del grupo seleccionado su marca/producto les pertenecerá y eso incrementará la tasa de consumo por parte de los mismos. Por todas las razones ya expuestas, es sumamente necesario incluir las nuevas formas de comunicación social. Las comunidades sociales vía Internet (Facebook, Twitter, Linkedin, etc.) resultan un fenómeno de tan rápida expansión como de proyección futura. También la publicidad vía SMS o cualquier otra que pueda surgir. Usted debe ubicar su mensaje donde la gente se encuentre si quiere ser tenido en cuenta.   Esta nueva publicidad en las redes sociales es muy efectiva a la hora de segmentar. Por otro lado se puede ser más creativo en las formas y contenido. No olvide la profusión de mensajes que hay en el mercado. Si no logra llamar la atención de su grupo objeto jamás logrará que estos compren sus productos. Asuma el riesgo, salga de los modelos clásicos y rompa los estándares; la gente está ávida de la innovación, The Nielsen Company mediante una encuesta realizada a 1,000 consumidores logró determinar que una persona promedio solo podía recordar 2.2 anuncios de los que había visto en su vida. ¿Entiende ahora la necesidad de ser creativo y no hacer siempre lo mismo? Tenemos la necesidad de superar la resistencia al cambio a fin de salvar nuestro negocio en relación a la dinámica evolución del mundo. Por último, recuerde que el cerebro es un órgano que por todos los medios intenta ahorrar energía, por ende, evita todo lo que le implique trabajo. Toda comunicación debe considerar esto para que la simpleza, la estética, la armonía de concepto y la facilidad de comprensión sean el vehículo que permita ser aceptado por la mente del mercado objeto. La comunicación es una importante herramienta del mercadeo que debe ser considerada con especial atención. Tenga presente que “lo que hace fuerte a una empresa no es el producto o servicio. Es la posición que ocupa en la mente” (Jack Trout) pero también que los errores en comunicación siempre resultan muy caros y usted no puede darse el lujo de sufrirlos. var conf_364 = { APIKey: '2_L-tN7fDb3J-NWiCypZPQJBhnsSe6Npq8CmsMhNsikkl62TbdixC4lNm2VVDMWLga', lang : '', enabledProviders: '' }; var image364 = {src:'http://www.mercadeo.org/wp-includes/images/blank.gif',href:'http://www.mercadeo.org/?p=364',type:'image'}; var ua_364 = new gigya.services.socialize.UserAction(); ua_364.setUserMessage(''); ua_364.setLinkBack('http://www.mercadeo.org/?p=364'); ua_364.setTitle('Comunicándose con su Mercado'); ua_364.addMediaItem(image364); var params_364 ={ userAction:ua_364, cssPrefix:'#gig-div-buttons-364-bottom', shareButtons:'facebook-like,google-plusone,share,twitter,email', // list of providers containerID: 'gig-div-buttons-364-bottom', cid:'' }; gigya.services.socialize.showShareBarUI(conf_364,params_364);

Read More

LA ÉTICA EN EL MERCADEO

Posted by glorimarmontalvo | Posted in Comenzar | Posted on 26-10-2010

0

        Hoy en día nos encontramos en un dilema entre lo ético, lo moral, lo legal, lo ilegal en muchas situaciones de las actividades de la mercadotecnia, anuncios televisivos de licores, cigarrillos o escenas de alto contenido erótico y sexual anunciando una loción, una camisa o un pantalón, la piratería de música, Nos muestran estilos de vida consumiendo productos nocivos para la salud con alto contenido de grasas, sales, azucares. La venta exagerada de productos en programas de televisión promocionada por actores, modelos, reinas, adultos o ancianos que poco los consumen, los productos basados en testimonios de antes y después que supuestamente han logrado milagros o resultados asombrosos, estas situaciones a quien benefician? A quienes perjudican? ¿Cuánto durarán estos efectos? ¿Que acciones de estas producen mayor valor para la gente, que acciones producen mayor daño a la gente?. 

      Los consumidores perciben la publicidad que es engañosa, las ventas practicadas sin honestidad y manipuladoras, consideran muchas actividades de mercadeo como engañosas en la televisión vemos programas, novelan y noticieros en los que se muestran productos de las empresas dueñas del canal televisivo ¿es esto ético? ¿Son actos responsables? Muchos vendedores son sometidos a presión por cuotas de ventas y por la mayor competencia ofrecen representaciones distorsionadas de los productos, mienten a sus clientes, los manipulan, hablan mal de la competencia ofrecen obsequios como sobornos para cumplir sus objetivos de ventas.

      Los valores morales regulan la conducta, las normas de comportamiento juzgan la conducta, las normas legales no siempre son éticas. La ética en los negocios la constituyen los valores adquiridos por los hombres de negocios en la familia, las instituciones educativas y religiosas. Los valores éticos responden a una situación específica y en un momento dado. De ahí el reto de buscar un equilibrio entre las prácticas de mercadeo y las normas éticas de los negocios.

Write a comment

 

Switch to our mobile site